sábado, 7 de marzo de 2015

El Embrujo de Aida Folch

El cine es un lugar mejor desde que Aida llegó. A veces peco de exagerado, pero en este caso me quedaré corto seguro. El rostro de Aida debería ser declarado Patrimonio de la Humanidad, porque es arte, elegancia, sensibilidad y perfección. Mi amiga encima ha tenido la inteligencia de pulir esa belleza innata para dar forma a los personajes más interesantes y maduros del cine español. Podría hacer referencias que evocan al neorrealismo italiano, o a muchos de los personajes femeninos de la Nouvelle Vague pero ella es en sí misma abrumadoramente inspiradora y no tiene comparación. Como anécdota me gustaría compartir algo. Muchas veces cuando tiene un cásting para alguna película me llama para que le ayude a pasar texto e incluso grabar el “self tape-audition”. En ese momento de intimidad en el que grabo y le doy la réplica me quedo boquiabierto viendo cómo se transforma y admirar su fotogenia  se convierte en una experiencia mística tanto que la última vez que le ayudé con “la prueba” estaba tan deslumbrado que me riñó con un –Venga Fernando, así no podemos estar! Hace unos meses rodó su primera película americana, aprendiendo inglés en un tiempo récord, porque su valentía no entiende de excusas ni de peros, y así conquistará al mundo entero. Ahora pasará por Andorra con motivo de un reconocimiento que le hacéis. Leyenda viva del cine español. Es un buen momento para revisionar sus películas, estar pendiente de las que vienen porque actrices como Aida hacen que el cine merezca la pena. Actores, actrices y público son los que lo mantienen vivo. No dejéis nunca de ir. Mujeres como Aida trabajarán con muchísimo esfuerzo para contaros historias que os harán soñar. La vida de los que te tenemos cerca es extraordinaria. Te quiero hermanita. Texto © Fernando Tielve

DOMINGO 22 de Marzo a las 18 h. Aida Folch, Premio Nombre Propio Cine y Mujer 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada